Saltar al contenido

🔌 comprar electrodomésticos baratos online

Si estás renovando tu casa, mudándote a una nueva o buscando ayuda fiable con tus tareas domésticas, puede que haya llegado el momento de comprar electrodomésticos por Internet.

Forman la columna vertebral de un hogar funcional, así que debes asegurarte de que satisfacen tus necesidades.

Lo que tendrás que comprar

Cuando vas a la caza de una vivienda y caminas por una casa por primera vez, una de las cosas en las que deberías fijarte es que haya electrodomésticos en la cocina, el cuarto de la lavadora, etc.

También es importante que tengas en cuenta el estado en el que se encuentran. Si ves electrodomésticos en la vivienda, no dudes en preguntar si se van a quedar o si hay algo que tendrás que negociar como parte del contrato en caso de que te decidas a comprar la casa.

En algunos mercados, es costumbre que los vendedores dejen los electrodomésticos en la casa, pero esto no es necesariamente así en todas partes. No dudes en preguntar a tu agente inmobiliario antes de dar el salto a la negociación de un contrato.

Si no encuentras los electrodomésticos que normalmente verías en una casa (frigorífico, cocina, lavaplatos, lavadoras baratas, también secadoras de ropa, etc.), tampoco dudes en preguntar a tu agente inmobiliario si los electrodomésticos se incluyen o no como parte de la venta.

En caso de que te veas en la situación de tener que comprar electrodomésticos para tu nueva casa, es probable que sean los siguientes:

  • Lavadora/secadora
  • Nevera pequeña barata (menos probable, pero posible)
  • Cocina/horno (a veces, pero no es probable)

No cabe duda de que te gusta que los electrodomésticos sean fiables, baratos y atractivos, con características interesantes.

Así que toma nota de estos útiles consejos, los cuales te permitirán saber dónde comprar electrodomésticos baratos y cómo elegir los más adecuados para ti, sin importar si se trata de una cocina, un frigorífico, un lavaplatos, una lavadora o una secadora:

1# Mide, mide, mide

El tamaño importa, y eso no sólo afecta a la altura, la anchura y la profundidad del espacio en el que debería encajar tu electrodoméstico, sino también a los pasillos y las esquinas por las que tendrás que pasar para instalarlo en tu vivienda.

Comprar un electrodoméstico que quepa bien es mucho más sencillo que comprar uno que sea demasiado grande como para pasar por la entrada o que arañe la pared al transportarlo.

Además, si se trata de una cocina, asegúrate de tener en cuenta el espacio necesario para conectar cualquier conducto necesario por la parte trasera.

En cuanto a los frigoríficos, cerciórate de que tienes en cuenta la profundidad de la voluminosa puerta. ¿Por qué pasar por el engorro de probar para acabar teniendo que cambiar de modelo, cuando puedes hacerlo bien a la primera?

2# Haz tus deberes

La mejor forma de aprender acerca de un electrodoméstico concreto y de las distintas marcas disponibles es hablando con gente que los tenga.

Así que pregunta a tus amigos por sus electrodomésticos, así como por sus ventajas e inconvenientes. Toma nota de todas las historias de terror. Y además de eso, busca opiniones online.

La mayoría de los vendedores publican opiniones en sus páginas web, y la gente no es tímida a la hora de compartir sus experiencias. Las publicaciones de asociaciones de consumidores también pueden ser un buen recurso.

Si las secadoras de una determinada marca son extremadamente ruidosas querrás saberlo, igual que querrás saber que hay que reparar a menudo el dispensador de hielo de un frigorífico concreto.

Así que antes de comprar electrodomésticos por Internet o en una tienda física, asegúrate de recopilar la máxima información posible sobre los modelos concretos.

3# Ofertas de temporada

A menudo como pasa con tiendas online, hay ofertas de electrodomésticos durante el otoño, así que planifica tus compras de antemano si sabes que vas a tener que sustituir un electrodoméstico antiguo.

Por lo tanto, además de buscar dónde comprar electrodomésticos baratos, debes tener en cuenta la época del año en que harás la compra.

4# Conócete a ti mismo

Piensa en las características que necesitarás y que usarás de verdad en cada electrodoméstico.

Es posible que una cocina te resulte atractiva, pero si sólo es adecuada para usar cacerolas de cobre, puede que no te resulte práctica.

No te dejes seducir por los mecanismos o las características de diseño que añaden coste pero que no usarás, o que resulten una molestia cuando hayas instalado el electrodoméstico en tu casa.

El amor a primera vista se desvanece rápidamente cuando un electrodoméstico no funciona de manera correcta o no se adapta a tu estilo de vida.

5# Compara, compara, compara

Investiga los distintos modelos que te gusten y busca dónde comprar electrodomésticos baratos para poder encontrar dichos modelos al mejor precio e incluyendo el mejor servicio posible.

Es posible que esto signifique tanto visitar tiendas como buscar online para comprar electrodomésticos por Internet.

En general, las tiendas física sólo tienen capacidad para incluir una determinada cantidad de modelos en sus expositores (a veces los más caros), por lo que es posible que te pierdas un producto que se adapte de forma ideal a tus necesidades.

También es posible que encuentres mejores ofertas al comprar electrodomésticos por Internet, sobre todo usando códigos promocionales o aprovechándote de ofertas relámpago.

Así que ten muy presente las ventajas y los inconvenientes de cada forma de compra cuando busques dónde comprar electrodomésticos baratos.

6# Eficiencia energética

Si te preocupa el medio ambiente (hoy en día, ¿a quién no?), compara la eficiencia energética de distintos modelos y marcas. Además, analiza la cantidad de kilovatios-hora que utilizan y el coste que supone su funcionamiento.

7# ¿Lo entiendes todo?

Revisa el manual, incluyendo la letra pequeña, antes de comprar un electrodoméstico con extras o mecanismos complicados.

Asegúrate de que entiendes las instrucciones para utilizarlos. Si no, habrás malgastado el dinero que tanto te ha costado ganar.

8# Los extras no son especiales

Averigua si necesitas piezas adicionales o debes hacer ajustes especiales para que tu electrodoméstico funcione correctamente. ¿Necesita alguna conexión especial? ¿Tu sofisticada cocina necesitará una campana extractora más potente?

Ten en cuenta todo esto en el coste y en tus planes de instalación, especialmente si buscas dónde comprar electrodomésticos baratos, ya que dependiendo del vendedor podría haber costes inesperados.

9# Hazlo tú mismo

Puedes pedir a tu vendedor que te ayude con la instalación de tus nuevos electrodomésticos, pero eso te garantiza tener que asumir gastos adicionales.

En vez de eso, plantéate hacerlo tú mismo (hoy en día hay vídeos en YouTube para todo tipo de tareas) o recurre a la experiencia de amigos y familia.

Es posible que te cueste una comida o una caja de cervezas, pero disfrutarás de la camaradería y aprenderás algo valioso para el futuro.

10# Negocia

La mayoría de los vendedores prometen igualar el precio de la competencia, pero a menudo eso sólo se refiere a los precios en tiendas físicas, por lo que no es aplicable si vas a comprar electrodomésticos por Internet.

Pese a ello, no pasa nada por negociar el mejor precio que puedas. Si no puedes reducir el precio, pide alguna ventaja adicional para cerrar el trato, como una garantía extendida o la recogida del modelo viejo.

11# Fuera lo viejo, dentro lo nuevo

Asegúrate de que tu compra incluye el envío gratuito: la mayoría de los vendedores incluyen el envío para las ventas a partir de una determinada cantidad.

Además de eso, piensa qué hacer con tu electrodoméstico viejo, aparte de llevarlo al vertedero: el medio ambiente te lo agradecerá. Si funciona, anúncialo online, o véndelo como chatarra.

12# Prepárate para hacer reparaciones

Incluso los mejores electrodomésticos pueden tener problemas con el tiempo. Asegúrate de preguntar a tu vendedor los nombres de algunos reparadores fiables, de manera que los tengas a mano cuando ocurra alguna crisis.

Cerciórate también de que el electrodoméstico se pueda reparar cerca de donde vives: no compres un aparato de una marca extranjera sofisticada si no hay nadie en 1.000 kilómetros que esté cualificado para arreglarlo.

Comprar electrodomésticos por Internet

Cuando compras una casa nueva, siempre hay más costes de los que pensabas inicialmente: desde pagar por reparaciones inesperadas en el sistema eléctrico hasta inspecciones, pasando por gastos de papeleo.

Otro gasto inesperado importante que puede surgir al adquirir tu primera vivienda es la compra de los electrodomésticos.

Aunque a menudo puedes negociar con el vendedor para mantener los electrodomésticos existentes en la casa, a veces cabe la posibilidad de que esto no sea una opción (o puede que quieras renovarlos una vez que te mudes).

Tanto si has vivido de alquiler durante toda tu vida como si simplemente nunca antes habías tenido que adquirir electrodomésticos, comprarlos por primera vez puede parecer un poco intimidatorio, sobre todo si no sabes dónde comprar electrodomésticos baratos.

¿Cómo sabes qué marca se considera de buena calidad? ¿En qué electrodoméstico deberías gastarte la mayoría del dinero (y en qué puedes permitirte gastar un poco menos)?

A continuación tienes una guía corta para comprar electrodomésticos duraderos y de calidad para tu nueva vivienda.

Cómo y dónde comprar un electrodoméstico duradero

Una vez que sepas cuál es tu lista de la compra de electrodomésticos, ¿cómo puedes averiguar dónde comprar electrodomésticos baratos?, ¿cómo puedes saber qué marcas comprar?, ¿cómo deberías comparar los distintos modelos?

Resulta que, a la hora de comprar electrodomésticos, hay una manera sencilla de saber su calidad antes de llevártelos a casa: la eficiencia energética de un electrodoméstico suele estar estrechamente relacionada con su calidad general.

Cuando estés comprando electrodomésticos, busca los que tengan una mayor eficiencia energética, lo que significa que consumirán menos energía para realizar las mismas funciones que otros aparatos menos eficientes.

Los electrodomésticos más eficientes no sólo serán mejores que los modelos más antiguos, sino que te ayudarán a ahorrar dinero en las facturas de la luz porque funcionan de manera más eficiente.

Ahora bien, ¿qué pasa cuando te enfrentas a la complicada tarea de comprar, no sólo uno, sino varios electrodomésticos para tu casa?

Esto puede costarte bastante dinero, pero no hace falta comprarlo todo de la máxima calidad. De todas formas, si vas a invertir dinero en un electrodoméstico para que te dure mucho, hazlo en el frigorífico.

El motivo es que es el aparato cuyo uso consume más energía, y además es el que más se utiliza.

En cuanto a la cuestión de dónde comprar electrodomésticos baratos, muchos dueños de viviendas se dirigirán a unos grandes almacenes de productos del hogar y bricolaje, o bien a un hipermercado para encontrar buenas ofertas y una gran variedad de mercancía.

Si en tu ciudad hay una tienda de electrodomésticos, ten en cuenta que es probable que acabes pagando un poco más, pero a cambio tendrás acceso a un mejor servicio de atención al cliente y a un conocimiento más profundo sobre el producto.

Por supuesto, siempre podrás comprar electrodomésticos por Internet, pero asegúrate de hacerlo a vendedores importantes que tengan políticas de devolución oficiales.

Dado que vas a hacer una compra grande, es importante que dispongas de la suficiente flexibilidad como para devolver fácilmente el electrodoméstico si fuera necesario.

Si los electrodomésticos se quedan en la casa

Si la venta de la casa incluye los electrodomésticos, asegúrate siempre de comprobarlos de forma pormenorizada para verificar si están en buenas condiciones. En concreto, comprueba cómo están de limpios.

El motivo es que la gente que mantiene las cosas limpias suele tenerlas en buen estado. Suena algo simple, pero es cierto.

Además de comprobar las manchas a medida que caminas por la casa, asegúrate también de contratar a un inspector certificado para que examine todos los electrodomésticos y compruebe si son seguros, o si hay que sustituirlos o repararlos.

Y aunque a todo el mundo le gustan los electrodomésticos nuevos de acero inoxidable, el hecho de que uno tenga un aspecto desfasado no significa necesariamente que no funcione de manera adecuada.

De hecho, los electrodomésticos pueden durar para siempre. Hoy en día, todavía hay cocinas en uso de los años 40.

Si los electrodomésticos de la vivienda constituyen un peligro de seguridad o no se pueden usar, asegúrate de hablar con tu agente inmobiliario para encontrar formas de negociar la compra de electrodomésticos nuevos o rebajar el precio de la casa.